Categorías
Magazine Mensual

Entrenamiento de fuerza: Beneficios para ganar bienestar y salud

Años atrás se decía que el entrenamiento de fuerza relacionado con el levantamiento de cargas externas y ejercicios de resistencia podían ser inapropiados. Ahora mismo, representa una excelente estrategia para potenciar el rendimiento físico, así como para preservar y aumentar la masa muscular. Sin embargo, los beneficios de este tipo de actividad física van más allá. Las rutinas orientadas a incrementar la fuerza ofrecen una amplia variedad de ventajas adicionales, incluyendo la mejora de la postura corporal y la calidad del sueño, beneficiando tanto a deportistas profesionales como a entusiastas del ejercicio.

Cada vez se habla más de la fuerza, debido a que es imprescindible para prevenir o ayudar en el tratamiento de muchas enfermedades. Todo esto actúa como un medicamento, ya que puede prevenir y ayudar a mejorar una amplia variedad de enfermedades comunes en nuestros tiempos, incluyendo problemas del metabolismo, trastornos neurológicos y del ánimo, tipos de cáncer, etc.

Te dejamos las principales ventajas y beneficios de entrenar la fuerza de forma asidua:

Disminuir el porcentaje de grasa

Al reducir la grasa del cuerpo, disminuye las posibilidades de enfrentar enfermedades del sistema circulatorio y alteraciones metabólicas. Minimizar la cantidad de colesterol LDL (el tipo perjudicial), los triglicéridos, la grasa abdominal y la que se localiza alrededor de los órganos internos. Proporciona un aumento en la vitalidad y en la agilidad de reacción del cuerpo. Sin olvidarnos que eleva el porcentaje de tejido muscular, que nos proporciona muchos beneficios como acelerar metabolismo.

Menor posibilidad de lesionarnos

Evitar daños físicos es posible gracias a que tener músculos bien tonificados y robustos, no solo protege las uniones entre huesos, sino que también mejora la ejecución de movimientos, previniendo incomodidades derivadas de posturas incorrectas. Además, estos músculos más fuertes pueden soportar actividades demandantes sin sufrir daños, minimizando así el riesgo de sufrir, por exceso de esfuerzo.

Incremento de la tasa metabólica

En el transcurso del ejercicio físico, el consumo energético de los músculos se incrementa significativamente. Después de realizar un entrenamiento de fuerza especialmente exigente, el metabolismo en reposo experimenta una elevación calórica que puede durar varios días, conocido como el efecto de poscombustión o afterburn.

Incrementar la masa muscular

El aumento de la masa muscular, mejora la capacidad del cuerpo para quemar calorías, incluso en reposo, lo que facilita la quema de grasas. Fortalece la masa ósea, reduciendo el riesgo de tener fracturas. Mejora el equilibrio, coordinación y propiocepción, reduciendo la posibilidad de sufrir caídas. Elevar la resistencia y el rendimiento en actividades físicas diarias, mejorando la calidad de vida. Además, ayuda a mantener una postura corporal adecuada y reduce la presión sobre las articulaciones, disminuyendo así la probabilidad de sufrir daños físicos.

Evitar desarrollo de cáncer

La práctica regular de actividad física asiste en el mantenimiento de un peso corporal óptimo y en la regulación de hormonas implicadas en la formación de cáncer. Las investigaciones han demostrado que ejercitarse durante el tiempo libre, se relaciona con una reducción en la probabilidad de padecer ciertos cánceres.

Prevenir el envejecimiento

El entrenamiento de fuerza ralentiza los signos del envejecimiento. Mejora la calidad de vida de las personas mayores, combatiendo dos factores, la sarcopenia (pérdida de masa muscular) y la osteoporosis (huesos débiles y quebradizos).

Si eres joven y contienes el entrenamiento a largo plazo, notarás y sentirás los beneficios. Ahora bien, si eres una persona mayor que nunca ha hecho actividad física, empieza ahora mismo a entrenar la fuerza para aumentar tu bienestar y libertad. Sentirás grandes cambios.

Mejorar tu autoimagen

No solo promueve una postura adecuada del cuerpo y vitalidad, sino que también fortalece los músculos, previniendo perder la firmeza de ellos. Además, asegura que cada músculo se visualice óptimo, manteniéndose en su lugar. Así que, vas a sentirte mejor contigo mismo y mejorarás tu energía y entusiasmo.

Salud mental

Realizar ejercicios de fuerza regularmente, aportan beneficios psicológicos como la mejora del humor y provoca sensaciones de serenidad y alegría, gracias a la liberación de endorfinas, que son calmantes naturales del cuerpo y potenciadores del bienestar. Este tipo de actividad física también incrementa neurotransmisores esenciales como la serotonina y la dopamina, aliviando los síntomas de la ansiedad y la depresión.

Rendimiento en el deporte

El entrenamiento de fuerza aplicado a cada movimiento del deporte que se practique, aumenta el rendimiento en los atletas, al mejorar la mecánica y la fuerza en cada uno de los movimientos que se lleven a cabo.

Si quieres mejorar tu calidad de vida, rendimiento deportivo, tener buena autoimagen o buen bienestar físico, es importante hacer entrenamientos de fuerza, usualmente por las ventajas que ofrece, ¡es el momento de ponerse en marcha y trabajar en el desarrollo muscular! Todo es empezar para sentir los resultados a largo plazo. Si tienes alguna pregunta, ¡ponte en contacto con nosotros!

Posts anteriores: Sobreentrenamiento: Identifícalo Antes Que Sea Demasiado Tarde, ¿Cómo GANAR MASA MUSCULAR? Aquí tienes las 6 CLAVES, Guía de entrenamiento para abdominales: los 10 ejercicios clave para formar un six-pack fuerte, ¿Es recomendable Entrenar los Músculos Abdominales cada día?, 8 ejercicios para fortalecer los glúteos: Diseña tu propia rutina de entreno,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.