Categorías
Magazine Mensual

Ejercicio Físico para Embarazadas

El ejercicio físico para embarazadas puede aportarnos muy buenos resultados, hacernos sentir con más energía, reducir nuestros dolores y mejorar las horas de sueño.

El entrenamiento deportivo adaptado mejora nuestra masa muscular, elemental para prepararnos en el parto. Es una buena opción, disponer de un entrenamiento planificado y adaptado para mujeres que estén embarazadas. Para ello es altamente aconsejable optar por un entrenador personal especialista en este aspecto.

Se recomienda a las mujeres que no hayan tenido ninguna dificultad durante el proceso de embarazo, que efectúen como mínimo y, ante todo, 30 minutos de deporte, con una frecuencia de 3 días a la semana.

Por otro lado, muchos estudios realizados a mujeres embarazadas, manifiestan que la práctica deportiva adaptada al embarazo, nos favorece a ejercitar el corazón, mejora y controla, la subida de peso corporal, previene riesgo de incrementar el desarrollo de enfermedades vinculadas con el embarazo, como la diabetes gestacional o la preeclampsia.

Puntos significativos para realizar el ejercicio en el periodo de embarazo:

  • No efectuar trabajo en la zona abdominal (core).
  • Adaptarnos, es decir, no excedernos en el ejercicio tanto en intensidad, duración y volumen.
  • Importante mantener el cuerpo bien hidratado antes y durante el entrenamiento. Siempre llevar con nosotros una botella de agua.
  • Fundamental preguntar a un entrenador personal o médico, que ejercicios se pueden realizar, previniendo posibles problemas pre y post parto.
  • Ante todo, es importante establecer una rutina de entrenamiento adaptada al proceso de embarazo, con un especialista.

¿Qué ejercicios de entrenamiento se pueden efectuar?

  • En el primer tiempo de embarazo, es un buen momento para realizar ejercicios bien adaptados. Recomendamos ejercicios musculares de empuje y tracción, ajustando la carga y el recorrido en cada uno de ellos. También es importante efectuar entrenamiento cardiovascular de baja intensidad, es decir, resistencia baja. Aproximadamente entre 30 minutos y 1 hora.
  • Finalizado el primer trimestre, evitar efectuar posición decúbito supino (tumbado boca arriba), porque se restringiría el retorno venoso al corazón como consecuencia del volumen/tamaño del útero.
  • Podemos hacer ejercicios en una piscina de natación. En ellos se trabaja toda la musculatura corporal, teniendo control en la situación que nos encontramos.
  • Aconsejamos actividades aeróbicas sin impacto/choque.
  • Evitar ejercicios con cambios de sentido, porque en el último periodo de embarazo, hay una alta posibilidad de perder el equilibrio y lesionarnos, tanto a nosotros, como al feto.

Os recomendamos que visitéis el post anterior del blog, donde hablamos de ¿Qué es el ejercicio?

Tenemos que hacer ejercicio, principalmente, ajustándolo a cada persona y estado en el que se encuentre. ¡Si tenéis alguna duda, contactar con nosotros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.